¿Qué pueden aprender los gobiernos de la Copa América Centenario?

By Junio 17, 2016Blog, José Román

Estamos en plena Copa América Centenario, el fútbol está celebrando los 100 años del torneo de fútbol de selecciones más antiguo del planeta. Una oportunidad como esta ha dado lugar a situaciones que bien podrían ser una enseñanza a los gobiernos que presiden los países de muchas de las selecciones que participan. A continuación algunos casos:


Perú ganó “por una mano” su pase a cuartos de final en un ajustado juego contra Brasil, situación que se asemeja a la victoria de Pedro Pablo Kuczynski en las pasadas elecciones presidenciales. Ahora a Kuczynski le toca equilibrar fuerzas y afrontar el reto de llevar adelante su presidencia contra una fuerte presencia de su oposición en el congreso. Por su parte la selección peruana deberá replantear su fútbol ante un difícil rival como Colombia. ¿es semejante o no?

Brasil por su parte, el fútbol reflejó completamente el proceso de impeachment que se está viviendo en el país, Dunga ha sido cuestionado en su segunda fase como DT de la selección verdeamarelha y los resultados, al igual que a Dilma, están muy lejos de acompañarle. Esperemos que en este caso el nuevo DT y el eventual presidente que reemplace al gobierno de Brasil vengan con las ideas necesarias para devolverle el puesto que ha obtenido el país suramericano en el panorama global.


El caso de la selección venezolana es particular, contra todo pronóstico, el cambio de DT hace unos meses atrás trajo una mentalidad de cambio. Así podemos ver en esta Copa América Centenario a una Vinotinto distinta, que al menos muestra que quiere transitar un nuevo camino y darle vuelta a la realidad que vivió en el pasado reciente. Este ejemplo es el que busca seguir el país, y el que deberían tomar en cuenta los gobernantes venezolanos: un cambio que podría enderezar el camino del país más rápido de lo que nos imaginamos.


Nuestra Sele no se queda atrás. Panamá, a pesar de haber quedado eliminada en primera ronda mostró garra y aplomo en el terreno. Trabajó para llevar adelante una eliminatoria complicada y luchó hasta el último minuto, tomando con madurez el resultado. DT y jugadores no  bajaron la cabeza en ningún momento. Lo mismo debe hacer el gobierno de Varela ante las adversidades que hemos enfrentado en los últimos meses. Ni los “Panamá Papers” ni ningún otro caso debe distraernos de trabajar y sacar el país adelante. Nuestro gobierno debe ser como la Selección de Panamá, trabajando hasta el último segundo, sin bajar la cabeza hasta lograr sacar el país adelante ante las adversidades.