El problema de Panamá, somos los panameños.

By Julio 6, 2016Alex Caballero, Blog

Es un poco curioso que sea yo quien escribe este artículo, un panameño joven de un origen humilde, mi familia era muy pobre, pero logramos superarnos a base de estudio y trabajo, algo que mi madre nos enseñó siempre a mis hermanas y a mi mientras estuvo viva, lo que hace que me cueste mucho trabajo ver como mis compatriotas cada día se quejan más de todo lo que sucede en el país día a día. Sin embargo,  no hacen nada por mejorar sus condiciones. Y ojo, sé que no somos todos, pero definitivamente quienes se quejan, son los que hacen más ruido.

Es absurdo quejarse de los gobiernos, cuando acostumbramos a vender nuestro voto al mejor postor por una bolsa de comida, una botella o un puestito en el gobierno de turno, entonces tenemos a los gobernantes que nos merecemos, con esto no quiero decir que la cosa no “esté dura” pero seamos claros… Si te levantas todos los días a quejarte en redes sociales eso no se va a arreglar. Es fácil meterse en Facebook y quejarnos de que los extranjeros nos quitan los trabajos y la plata, pero la realidad es que nosotros no hacemos los méritos, no nos preparamos para competir en un mercado internacional, entonces ¿de quién es la culpa? ¿de los extranjeros o nuestra?

Con esto no quiero decir que no se deban revisar las medidas migratorias, soy consciente que debe existir un grado de igualdad de condiciones, pero a mi personalmente me ha tocado hacer entrevistas de trabajo para contratar personal y, a pesar de que me encantaría contratar coterráneos, la realidad es que nos falta preparación. Con esto debo llegar a entender que en vez de pedir bolsas de comida u otros deseos personales a nuestros gobiernos, debemos exigirles la mejora y modernización en los sistemas educativos de nuestro país. Si usamos la mitad de la presión que le ponemos a la selección de fútbol para que llegue al mundial, seguramente logramos algo.

Así que, hermano panameño… Antes de quejarte del tráfico, empieza por respetar las señales de tránsito. Antes de quejarte de la delincuencia, enséñales valores y respeto a tus hijos, antes de quejarte del costo de la vida, deja la pereza y ponte a trabajar, deja de tomarte las pintas todos los fines de semana y sal de esa zona de confort en la que te encuentras, espero que en las próximas elecciones tomemos conciencia y a la hora de llegar a las urnas demos nuestro voto a los panameños mejor preparados para gobernar. ASÍ QUE MENOS QUEJAS Y MÁS ACCIONES. Si no te gusta lo que pasa, comienza por cambiarlo tú, es la única manera de lograr que las cosas mejoren en nuestro país.

acaballero@psgconsultants.com